Actividades

En su origen, la educación tecnológica en México apareció estrechamente vinculada con las actividades laborales. Surgió así la necesidad de formar a los estudiantes de secundaria con alguna especialidad tecnológica, en la perspectiva de su consecuente incorporación a las actividades productivas, por lo que los contenidos de la asignatura de Tecnología en la educación secundaria reconocen la importancia de la configuración humanista, para el desarrollo de un proceso formativo desde un referente instrumental, sistémico y holístico en la construcción, aplicación y valoración de la tecnología.

La incorporación de la educación tecnológica en los programas escolares está fun¬damentada en su relevancia en las esferas económica, sociocultural y educativa:

  • En el sector económico se destaca el papel de los conocimientos técnicos en los procesos productivos como motor de desarrollo y por su importancia en la preparación de los jóvenes para la vida y el trabajo.
  • En el ámbito sociocultural destaca la necesidad de que las personas e institu¬ciones sean conscientes de sus actos, de las implicaciones de sus decisiones e intervenciones en relación con las actividades tecnológicas, tanto para la socie¬dad como para la naturaleza, y destaca el papel de la adquisición y generación de saberes o experiencias que impactan y caracterizan los modos de vida, la cultura y la identidad de los grupos sociales.
  • En el ámbito educativo la tecnología se considera un medio que contribuye al desarrollo de capacidades de las personas y a que se reconozcan como creadores y usuarios de los procesos y productos técnicos.

Hacia el año de 1951, el Departamento de Enseñanzas Especiales, pasó a formar parte de la Dirección General de Segunda Enseñanza, que controlaba específicamente a las escuelas secundarias.

Las características particulares del Departamento de Enseñanzas Especiales y diversas reformas administrativas aplicadas al sector educativo permitieron que en 1954 se independizara como Dirección General de Enseñanzas Especiales.

En 1958 el Lic. Adolfo López Mateos crea la subsecretaría de Enseñanza Técnica y Superior, haciendo evidente la importancia que ya había alcanzado la educación técnica en el país. Un año más tarde la Dirección General de Enseñanzas Especiales y los Institutos Tecnológicos Regionales que se separaron del Instituto Politécnico Nacional, conforman la Dirección General de
Enseñanzas Tecnológicas Industriales y Comerciales (DGETIC).
En este mismo año se estableció en los planteles de la citada Dirección General, el ciclo de enseñanza secundaria con actividades tecnológicas llamado “Secundaria Técnica”.

En 1968 se crearon los Centros de Estudios Tecnológicos, con el propósito de ofrecer formación profesional del nivel medio superior en el área industrial.

En 1969, las escuelas tecnológicas (prevocacionales) que ofrecían la enseñanza secundaria dejaron de pertenecer al IPN, para integrarse a la DGETIC, como secundarias técnicas con la mira de dar unidad a este nivel educativo, ya que se incorporaron también las Escuelas Secundarias Técnicas Agropecuarias, que en 1967 habían resultado de la transformación de las Escuelas Normales de Agricultura.

A partir del ciclo escolar 1968-1969 el enfoque partía de la formación en una especialización técnica. Ciencia aplicada con una interrelación natural de los contenidos y aprendizajes logrados. La práctica curricular consistía en desarrollar en los alumnos únicamente una serie de habilidades y destrezas manuales.
En septiembre de 1978, los planteles que ofrecían el modelo de Educación Secundaria Técnica pasaron a integrar la Dirección General de Educación Secundaria Técnica. Con esto, la Dirección General de Educación Tecnológica Industrial se dedica a atender exclusivamente el nivel medio superior.
En 1991, en base al Programa para la Modernización Educativa 1989-1994, se establece que el incremento adicional de la demanda se atenderá con nuevos subsistemas escolares descentralizados de educación bivalente y terminal que propicien una participación más efectiva de los Gobiernos Estatales y favorezcan una mejor vinculación regional con el sector productivo. Se crearon los Colegios de Estudios Científicos y Tecnológicos de los Estados.

En el ciclo escolar 1992-1993. Surge el Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica, cuyos propósitos consistían en:
•    Facilitar su incorporación productiva y flexible al mundo del trabajo.
•    Coadyuvar a la solución de las demandas prácticas de la vida cotidiana.
•    Estimular la participación activa y flexiva en las organizaciones sociales y en la vida política y cultural de la nación.
•    Permitir a los estudiantes continuar su aprendizaje con un alto grado de autonomía.

Plan de Estudios para la Educación Tecnológica (1995)
Los programas de estudio incluyen contenidos básicos de cada actividad tecnológica.
•    Es prioritaria la adquisición de los conocimientos, habilidades intelectuales y manuales.
•    Así como los valores esenciales (básicos) del campo del conocimiento de la tecnología.
•    Las finalidades van de acuerdo a las necesidades básicas de aprendizaje y propósitos del plan de estudios.

A partir del ciclo 2006-2007 las escuelas secundarias de todo el país, indepen¬dientemente de la modalidad en que ofrecen sus servicios, iniciaron la aplicación de nuevos programas que son parte del Plan de Estudios establecido en el Acuerdo Secretarial 384. Esto significa que los profesores trabajan con asignaturas actualizadas y con renovadas orientaciones para la enseñanza y el aprendizaje, adecuadas a las características de los adolescentes, a la naturaleza de los contenidos y a las modalidades de trabajo que ofrecen las escuelas.
El programa de Tecnología pretende responder a la diversidad pero con un elemento común: la formación básica en tecnología, que desarrolle las mismas habilidades cognitivas y actitudinales basadas en retos intelectuales análogos y los mismos recursos o estrategias didácticas en cualquier contexto, tanto para el alumno de carpintería que para el alumno de cómputo o de electrónica, cuya diferencia sólo sea la activad tecnológica en cuestión. Además, promueve el trabajo grupal y la construcción colectiva del conocimiento, a través de la resolución de problemas en tecnología de manera participativa, proponiendo alternativas de solución y análisis grupal para su puesta en práctica.

El programa busca un enfoque en tecnología que atienda los aspectos instrumentales sin descuidar los aspectos de gestión y socioculturales del cambio e innovación técnica, atendiendo por lo tanto a la interacción de los proceso técnicos con el cambio en los modos de vida y la previsión del impacto en los ecosistemas. Desde la perspectiva sociocultural, el aspecto histórico es relevante, siempre y cuando se refiera a los objetos y procesos técnicos propios de la actividad tecnológica de nuestras escuelas, de tal manera que permita conocer sus antecedentes, los procesos de elaboración y sus aplicaciones en contextos definidos.

En la educación tecnológica,  la asignatura de Tecnología se concibe como un espacio integrador de saberes, en tanto se interrelaciona con diferentes aspectos de la técnica, la naturaleza y la sociedad. En suma, la visión sistémica se presenta como una manera de aproximarse a la comprensión e intervención de la realidad. Así, se pretende que los estudiantes de secundaria puedan utilizar la visión sistémica como una herramienta que les permita analizar desde los objetos técnicos hasta las interacciones que se establecen entre la innovación técnica y los aspectos sociales y naturales, de manera que puedan intervenir de forma responsable e informada en el mundo tecnológico actual y futuro.

La asignatura de Tecnología considera en el proceso educativo los siguientes aspectos:

El contexto social. Se pretende que los alumnos visualicen las causas sociales que favorecen la creación de un objeto o el desarrollo de un proceso técnico, así como las consecuencias que dichos cambios técnicos originan en la vida del ser humano y en la naturaleza.
La diversidad cultural y natural. El uso de técnicas debe tomar en cuenta los entornos natural y cultural de una región en particular.
La equidad. Se deben de construir y promover los mecanismos y espacios de toma de decisiones informadas y responsables, en las que todos los ciudadanos conozcan los efectos positivos y negativos que pueden tener las creaciones técnicas para los diversos grupos sociales, y se asuma el compromiso de facilitar el acceso y los beneficios a los sectores sociales menos favorecidos.
La equidad de género. La elección de la actividad tecnológica por parte de las alumnas y alumnos debe estar guiada fundamentalmente por sus intereses y aspiraciones personales.
Seguridad e higiene. Para que la seguridad y la higiene en el aula-taller se consideren en los tres grados de secundaria como una situación de aprendizaje, el docente debe poner énfasis en la importancia del cuidado y la seguridad de los alumnos, así como del equipo con que se cuenta en el aula-taller.

Desde esta concepción, la tecnología lleva implícita una profunda función social que permite comprender e intervenir en los procesos técnicos para procurar mejorar la calidad de vida de la población de manera equitativa.

Propósitos

El estudio de la tecnología en la educación secundaria deberá favorecer en los alumnos la búsqueda de los siguientes propósitos:

• Identificar y resolver problemas relacionados con la satisfacción de necesidades, en los cuales el proceso técnico ofrece diversas alternativas.
• Analizar y reflexionar en torno a los procesos técnicos y sus condiciones de vida, de modo que puedan tener una intervención responsable e informada.
• Diseñar, planear, construir, manipular y transformar objetos y materiales diversos con el fin de atender una necesidad o resolver un problema; todos estos aspectos son relevantes para la comprensión de los procesos y productos creados por el ser humano.
• Desarrollar proyectos técnicos que permitan el pensamiento reflexivo, así como la promoción de valores y actitudes relacionadas con la colaboración, la convivencia, la curiosidad, la iniciativa, la autonomía, el respeto, la equidad y la responsabilidad.
• Responder a situaciones imprevistas, afrontar y desarrollar mejoras a las condiciones de vida actual y futura.
• Mantener una relación armónica entre la sociedad y el ambiente, a partir de la promoción de hábitos responsables de uso y creación de objetos, y mediante la valoración de los efectos sociales y naturales de la técnica.
• Comprender la relación entre el desarrollo técnico y los cambios en las formas de vida.

En la modalidad de secundaria técnica, la enseñanza que se imparte incluye las materias académicas de educación secundaria general, además de asignaturas para capacitar a los educandos en actividades tecnológicas industriales, comerciales, agropecuarias, pesqueras y forestales; su fin es preparar al alumno para que ingrese al nivel medio superior y, además, darle la oportunidad de incorporarse al mercado de trabajo con una educación tecnológica de carácter propedéutico.
En el contexto de la Reforma de la Educación Secundaria, ha propuesto una serie de orientaciones y consideraciones para la elaboración de los nuevos programas de Tecnología.
El enfoque pedagógico de la asignatura promueve una concepción amplia de la tecnología, como base para el aprendizaje y domino de los saberes prácticos y habilidades técnicas que se requieren en los diversos campos tecnológicos pertinentes para el país. Ello implica analizar cómo el ser humano en sociedad resuelve sus necesidades y atiende sus intereses; qué tipo de saberes requiere y cómo los utiliza; a qué intereses e ideales responde y qué efectos tiene el uso de esos saberes en la sociedad, la cultura y la naturaleza. También es necesario reconocer que los temas y problemas propios de la actividad tecnológica se relacionan con la vida y el entorno de las personas, lo cual exige articular para su estudio distintos aspectos de la técnica, la ciencia, la cultura, la política y la economía.

Los campos que, fundamentalmente, se abordarán en los programas de estudio son cinco:

A. Tecnologías de la Información y la Comunicación.

En la actualidad en este término se engloban, entre otros medios: la televisión, la radio, los videos, las calculadoras, los teléfonos celulares, la computadora, los lenguajes de programación, las aplicaciones computacionales, la Internet y la Intranet. Las técnicas de comunicación cada día cobran mayor importancia, debido tanto al enorme y continúo intercambio de información, en todos los niveles, como a la creación y distribución de diversos lenguajes (códigos, símbolos, sonidos e imágenes), que llegan de manera contundente a los diferentes sectores de la población.
Por otra parte, el mundo está integrado por redes de información que favorecen actividades vinculadas con la educación, la producción y las transacciones comerciales. Asimismo, el uso de las técnicas de comunicación ha traído como consecuencia el surgimiento de comunidades virtuales, cuyo medio fundamental es la computadora.

B. Tecnologías de la Construcción.

Este campo aborda el conjunto de técnicas relacionadas con la construcción. Incluye desde las técnicas más elementales, como el labrado de la piedra, la elaboración de ladrillos, tejas, argamasas, mosaicos, vidrios, hierro forjado y labrado de la madera, hasta las más recientes, como el concreto armado, las estructuras metálicas, los materiales sintéticos y prefabricados. Igualmente, se refiere a la relación que guarda con un conjunto de productos destinados a la provisión de los servicios de agua y saneamiento, energía eléctrica y telefonía, entre otros.
Estos procesos y productos se emplean en la construcción de viviendas, edificios públicos, infraestructura urbana, etcétera.
El campo de la construcción también considera el conjunto de técnicas relativas al diseño (su relación con la estética y la ergonomía), la representación gráfica, la nivelación, el trazado, la cimentación y el levantamiento de la estructura (muros, columnas, trabes, lozas, recubrimientos, instalaciones eléctricas, sanitarias, etcétera).
Para levantar una construcción se necesita una estructura operativa, realizada por ingenieros, arquitectos, maestros de obra, oficiales de albañilería, de herrería, de acabados y decoración, y peones. Esta organización jerárquica y la intervención secuencial y específica de quienes participan en una obra, constituyen elementos que también integran el conjunto de técnicas relacionadas con el campo de la construcción.

C. Tecnologías de los Servicios.

Este campo tecnológico agrupa técnicas cuyos productos son intangibles. Destacan acciones de administración, gestión, organización y control, que a su vez demandan conocimientos contables, administrativos y financieros, entre otros; todos, necesarios en procesos como la producción, el turismo, la distribución, el transporte y el abasto.
Para facilitar la caracterización del campo de los servicios resulta útil describir los elementos que lo conforman. Así, tenemos: a) la necesidad o el interés por cubrir, y su relación con el consumidor; b) los sujetos que efectúan las acciones, es decir, que prestan el servicio, y los medios técnicos utilizados, y c) los materiales, la información y el conocimiento para ofrecerlo.
Estos tres aspectos resultan sustanciales para producir un servicio y permiten identificar los rasgos estructurales y funcionales de las técnicas implicadas,  que son el objeto de estudio.la

D. Tecnologías de la Manufactura.

El campo tecnológico de la manufactura se refiere al conjunto de técnicas cuyos productos son los bienes. Éstos se encuentran constituidos por unidades reemplazables e intercambiables que se diseñan y elaboran bajo ciertas especificaciones, para ser usados e incorporados en diferentes productos y sistemas. Por ejemplo, un tornillo o un componente de microelectrónica que formará parte de una licuadora, o bien, de una computadora.
Cuando se habla de la producción en serie, los procesos de manufactura se caracterizan por una línea de ensamble que se subdivide en etapas. Cada etapa puede estar integrada como un subproceso independiente y especializado, dentro del conjunto del proceso. La maquila se fundamenta en estos métodos. Sin embargo, en la actualidad existen manufacturas que aún se producen de manera artesanal.
Otro rasgo esencial de la manufactura es la creciente automatización del control de diferentes fases del proceso productivo. En sus inicios, éste era realizado sólo por personas especializadas, luego surgió el empleo de aparatos eléctricos y hoy en día es operado gracias a la microelectrónica (característica de los sistemas más avanzados), que utiliza sistemas robotizados para alcanzar tiempos y una eficiencia óptimos en los procesos.

E. Tecnologías Agropecuarias y Pesqueras.

El ámbito agropecuario reúne un conjunto de técnicas para el manejo de plantas y animales, el empleo de microorganismos y el mejoramiento genético. Estas acciones han originado una gran diversidad de medios y métodos de trabajo, conocimientos y productos. Aquí se incluyen los métodos tradicionales de la agricultura, la revolución verde, la ingeniería genética, las técnicas agroecológicas y de aprovechamiento sustentable (agricultura orgánica, biodinámica, permacultura, control integrado de plagas, entre otros). Dichos métodos pretenden la conservación de los ecosistemas.
La pesca y el cultivo de especies acuáticas se relacionan con el aprovechamiento de organismos silvestres mediante el conocimiento de sus ciclos de vida. Ello ha permitido el desarrollo de diversas técnicas, por ejemplo: la pesca ribereña, la de redes de altura, la practicada en buques tipo piscifactorías y los sistemas de maricultura de ostras y crustáceos, así como el cultivo de especies de aguas continentales.
En el contexto de las tecnologías agropecuarias y pesqueras, la biotecnología cobra especial importancia para el uso sustentable de la biodiversidad, ya que por medio de la manipulación genética es posible generar nuevas opciones para aprovechar las especies. Cabe considerar también los sistemas de manejo y aprovechamiento de la vida silvestre y de áreas naturales protegidas, pues posibilitan la disposición de gran cantidad de recursos alimentarios y tienen un potencial económico muy significativo.

El trabajo en el aula deberá tomar en cuenta las necesidades y los intereses de los estudiantes, las posibilidades de la escuela para su realización, las particularidades de cada modalidad y la relación con el contexto donde se ubica el centro escolar.

No Comment

0

Sorry, the comment form is closed at this time.